Libro mayor y libro diario en las sociedades, diferencias

SLEY ABOGADOS

Cuando se trata de la contabilidad de una empresa surgen muchas dudas en relación con los diferentes documentos obligatorios y no obligatorios. El libro mayor y el libro diario son los principales documentos que suelen usar todas las compañías. Pero existen importantes diferencias entre ellos, como vamos a ver. 

Qué es un libro mayor y libro diario en contabilidad

Las empresas tienen la obligación de llevar la contabilidad y legalizar algunos documentos. Lo más habitual en una contabilidad es el libro mayor y libro diario, además del balance.

El mayor es un libro registro en el que se incluyen todas las cuentas contables de una empresa con sus movimientos. Es decir, se registran los movimientos de cada una de las cuentas por separado. Para poder hacerlo, es necesario haber registrado previamente la operación en el libro diario. 

El libro diario es el documento contable principal de cualquier empresa. En él se anotan de forma cronológica todas las transacciones económicas que se realizan y que están relacionadas con la actividad principal de la empresa. Estos movimientos se contabilizan mediante asientos contables, día a día o en periodos no superiores a un mes. 

El balance es un documento contable que refleja la situación económica y financiera de una sociedad en un momento concreto. Incluye los bienes, derechos y obligaciones de la empresa. 

Diferencias entre los libros

Existen grandes diferencias entre ambos libros. Las principales hacen referencia al modo y el momento de anotar los movimientos y a cómo se representan estos gráficamente. 

Libro mayor, registro a registro

En el libro mayor se registran los movimientos de cada cuenta de manera separada. De esta forma, es posible ver el saldo de cada una de ellas y su evolución fácilmente.

Las cuentas se representan gráficamente en forma de T. Se coloca en la columna izquierda el «debe», es decir, los aumentos de activo, las disminuciones de pasivo o patrimonio neto y los gastos. En la columna derecha, el «haber», las disminuciones de activo, los aumentos de pasivo o patrimonio neto y los ingresos. 

No es obligatorio llevar un libro mayor en la contabilidad de la empresa, aunque sí es recomendable. 

Libro diario, el registro cronológico

En el libro diario se registran cronológicamente todas las operaciones de la empresa, así queda constancia de toda actividad diaria. 

Cada operación se refleja en un asiento contable en el que se ubica el debe en la columna izquierda y el haber en la columna derecha. 

Debe contener una serie de datos mínimos, como la fecha de la transacción, las cuentas involucradas y el importe de la operación. 

El Código de Comercio en su artículo 32 establece el libro diario como obligatorio para todo comerciante. Además, debe sellarse y presentarse en el Registro Mercantil. 

Tanto el libro mayor como el diario son documentos contables que suelen realizarse por la mayoría de las empresas. En el primero se registran los movimientos de cada cuenta contable por separado y en el segundo se anotan las transacciones diarias en asientos ordenados cronológicamente.

Descubre todas las cosas que una asesoría mercantil puede hacer por tu empresa.

En Sley Abogados te asesoramos en todos los pasos a tomar. Ponte en contacto con nosotros y te daremos más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas un abogado en Madrid?

Sley Abogados Contacto

Contacta con nosotros

Categorías

Ir arriba

SLEY ABOGADOS