Phantom shares: qué son y cómo funcionan

SLEY ABOGADOS

Las formas de retribución y compensación que perciben los trabajadores han cambiado a medida que han surgido nuevos modelos empresariales, como las start-ups. Una de las últimas fórmulas en llegar son las phantom shares

Phantom shares, en SLEY Abogados

Qué son las phantom shares

Las acciones fantasma permiten la participación de los empleados en los beneficios de la empresa sin necesidad de tener que acudir a fórmulas más complejas, como la entrega de acciones o participaciones.

Las phantom shares, y sus ejemplos más habituales los encontramos en start-ups que utilizan esta retribución para atraer y retener el talento. Conceden a los empleados esta especie de acciones ficticias que no les confieren el estatus de accionista de la empresa, pero sí les permiten disfrutar de la equivalente compensación económica.

Stock options y phantom shares: sus diferencias

Ambas se utilizan como método de gratificación económica y herramienta para la fidelización del talento en la empresa, pero ahí acaban sus similitudes.

Como veíamos antes, las phantom shares no dan derecho a participar en la toma de decisiones de la empresa, mientras que las stock options confieren al titular derechos políticos sobre sus acciones. Derechos que habilitan para participar en la gestión del negocio y en la toma de decisiones.

En qué consiste su funcionamiento

La phantom share tiene la finalidad de ayudar a los emprendedores a hacer que su negocio crezca, al permitirles contar con el mejor talento que hay en el mercado. Si los empleados saben que, además de su salario, van a tener una participación directa en los beneficios de la empresa, tienen una razón de peso para involucrarse más en el proyecto y dar lo mejor de sí mismos.

Esta forma de retribución se aplica principalmente en las empresas de nueva generación, que cuentan con directivos que son más conscientes de lo importante que es hacer una buena redistribución de la riqueza y permitir que todo el equipo de trabajo partícipe del éxito del negocio.

Gracias a las phantom shares, el empleado está más vinculado a la empresa, pero no pesa sobre sus hombros la responsabilidad que implica ser titular de acciones del negocio y tener que tomar decisiones estratégicas que podrían afectar a su devenir.

Ventajas de aplicar las phantom shares

No afecta al capital de la empresa

Repartir acciones o participaciones afecta al capital de la empresa y exige llevar a cabo trámites administrativos cada vez que hay un cambio. Sin embargo, con las acciones fantasma esto no ocurre, porque los nuevos “socios” no son realmente accionistas. Además, así se evita que los titulares del negocio tengan que ceder parte de su control sobre el mismo.

Es una retribución flexible

No se trata de una prima fija que la empresa está obligada a pagar pase lo que pase, sino de una retribución que puede ser más o menos alta (incluso no existir) en función de cómo sea el devenir del negocio.

Aumenta la motivación

Cuando los empleados participan directamente de los beneficios están mucho más motivados a la hora de trabajar y son más productivos. También están menos tentados a marcharse a otra empresa.

Ahora ya sabes más de las phantom shares, qué es y cómo afectan a una empresa. Son una forma novedosa de retribución y de implicación de los empleados en la empresa, que ha demostrado ser realmente efectiva y beneficiosa a diferentes niveles. Si todavía tienes dudas al respecto, en SLEY Abogados te asesoramos y solventamos todas tus preguntas. No dudes más y contáctanos.

En Sley Abogados te asesoramos en todos los pasos a tomar. Ponte en contacto con nosotros y te daremos más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas un abogado en Madrid?

Sley Abogados Contacto

Contacta con nosotros

Categorías

Ir arriba

SLEY ABOGADOS